11 nov. 2010

Solo una palabra: INDIGNACIÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario