17 jun. 2010

En estos tiempos de crisis

A la basura. Todo a la basura!
Pero señor, se podría regalar, son muchas piezas.
A la basura.
Pero señor, son personas sin empleo, sin dinero, sin comida. Les haría un gran favor. Ya sabe, la crisis y esas cosas.
A la basura.
Pero señor, cuantas personas no se lo agradecerían....
He dicho a la basura y se acabó!
Y así, fue como tras una conversación de besugos, kilos de embutido etiquetado como excedente, acabaron en un contenedor.
Motivo del empresario para realizar tan desconsiderado acto: Si regalo no vendo. Si no regalo, no tienen y compran.
Supongo que esa es la diferencia entre el empresario mezquino y el obrero explotado.

3 comentarios:

  1. Y cada vez regalan más derechos al empresario y menos al trabajador...

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, es una pena, tenemos muuucho por lo que luchar!!!
    Un besote a los dos

    ResponderEliminar
  3. Ya lo podéis decir. Como dice Mafalda, ¿por donde hay que empujar a este país para sacarlo adelante? Un besote grande a los dos

    ResponderEliminar